Los científicos recomiendan tomarse un descanso de Facebook, sobre todo a los ‘mirones’, para aumentar el bienestar emocional y el nivel de satisfacción con la vida. Advierten que los efectos negativos son particularmente altos entre las personas que se conectan a la red social solo para mirar lo que cuelgan los demás pero no participan activamente en conversaciones ni dejan comentarios, sugiere un estudio publicado en la revista ‘Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking’.

La investigación de la Universidad de Copenhague, en Dinamarca, mostró que los efectos positivos de no usar la red social durante una semana se manifestaban con más intensidad en los usuarios más enganchados y a aquellos confesaban que sentían envidia de sus amigos en Facebook. El estudio también encontró que no se observaba ningún efecto positivo entre las personas que hacían un uso moderado de la red social.

El autor del informe, Morten Tromholt, del Departamento de Sociología de la universidad, indicó que es difícil conseguir cambios en el comportamiento de las personas en este sentido, ya que el 13% de los participantes en el estudio admitieron haberse conectado a la red social pese a las restricciones.

En la encuesta participaron 1.095 personas, 86% de las cuales eran mujeres. Los participantes tenían una edad media de 34 años, tenían unos 350 amigos en Facebook y pasaban un poco más de una hora al día en la red social.