Sitges es uno de los pueblos más visitados de la costa este. En el invierno es muy tranquilo, pero en verano atrae a miles de personas atraídas por su vida nocturna y bares de moda. El paseo marítimo es de 3 km de largo junto a una hermosa playa de arena dorada. Aunque en invierno es muy tranquilo, trae gente de todo el mundo para Carnaval y para el Festival Internacional de Cine Fantástico.

La playa principal está dividida por rompeolas y comienza desde la Iglésia de Sant Bartomeu i Santa Tecla hasta el Club de Golf Terramar. A lo largo de la costa se encuentran hermosas mansiones que han sido muy bien conservado.